miércoles, 18 de noviembre de 2015

Durmiendo a pierna suelta



Por Lemay Padrón Oliveros

Luego de varios amaneceres tormentosos, por las agónicas victorias y dolorosas derrotas del equipo Cuba de béisbol en el Premier 12, ya los aficionados cubanos pueden dormir tranquilos: se acabó la aventura asiática para el equipo caribeño...y hasta más ver.
Nunca me ha gustado ser conformista, pero ya esto es llover sobre mojado y parece que debemos acostumbrarnos a seguir fuera de la elite del béisbol mundial, por lo menos
MIENTRAS nuestros peloteros no lleguen a las Series Nacionales con el ABC perfectamente aprendido en cuanto ha corrido de bases y mecánica defensiva,
MIENTRAS nuestros bateadores no aprendan a tener paciencia en el cajón de bateo,
MIENTRAS nuestros lanzadores no tengan control absoluto de sus envíos y piensen por sí mismos,
MIENTRAS alguien diga que un sexto lugar en este tipo de torneo “no es malo” porque quedamos delante de otros seis,
MIENTRAS más peloteros no estén en contacto con niveles superiores de béisbol, sea donde sea,
MIENTRAS nuestros árbitros no canten igual que el resto de sus pares en todo el mundo,
MIENTRAS no se maneje bien el cuerpo de pitcheo,
MIENTRAS el torneo élite de Cuba siga teniendo 16 equipos,
MIENTRAS cuerpo técnico y jugadores no tengan completa sintonía en cuanto a las señas,
MIENTRAS la tanda gruesa del equipo no responda a la hora buena,
MIENTRAS no se modernice el pensamiento técnico-táctico desde la base hasta el equipo nacional,
MIENTRAS no se apliquen cabalmente las nuevas tecnologías en pos de un mayor rendimiento,
MIENTRAS nuestros peloteros no reciban más presión de la normal por representar a su país,
Hasta tanto todas estas cuestiones no sean resueltas (la única cuya respuesta no está completamente en suelo nacional es la de las contrataciones), quienes no tenemos que ver directamente con las decisiones que toma la Federación cubana de béisbol podremos seguir durmiendo a pierna suelta, y soñando con los grandes éxitos cosechados en décadas pasadas.